jueves, 26 de mayo de 2011

notas sobre animales

los animales me dicen cosas que no pueden traducirse a palabras
los animales me hablan, me saludan
una mantis religiosa se aparece por la noches en mi habitación
realiza su danza sobre la lámpara, sus sombras la engrandecen, ella vela mi sueño, cada vez que despierto entre la bruma la descubro mirándome desde arriba
 la cabeza volteada       sus ojos estereoscópicos

un indio lakota me dijo un día que yo podría hablar con los animales


una vaca paso  por debajo de una cerca saludándome, -vaca- le decía yo -no te salgas vaca- una señora a lo lejos me dijo -así se sale- le sonreí a la vaca por que ella sí puede escapar de su corral, le dije adiós a ella y a la señora después. seguí caminando por la calle que me lleva lejos de la cárcel de Atlacholoaya, los lagartos pequeños de líneas azules se atravesaban entre mis pies y yo les decía -adiós adiós, nos vemos la próxima semana.

la animalita que soy empieza a conectarse con su lado izquierdo

3 comentarios:

huggh dijo...

tu lado izquierdo, tu mariposa, también habla. saludo.

tajalapiz dijo...

Conectarse con el animal que somos (ése que muchos quieren olvidar que son) puede ser el comienzo de muchas palpitaciones.
Saludo

María Tabares dijo...

Todos animales. Ellos y nosotros. Todos los mismos.