sábado, 23 de mayo de 2009

para esta noche que no es más que una costilla rota, para esta piel que se derrumba en la respiración absorta de las olas, para este momento atroz de andar incendiandose las alas, un beso en cada esquina de los cuerpos y tal vez lleguemos a rehabilitar algún sueño desprendido de la carne.

2 comentarios:

tajalapiz dijo...

Excelente primera imagen que parece rebotar en el final. Textos tuyos que siempre dejan un sinsabor, una angustia que dan ganas de verte bailar.

Sor Juanais dijo...

muuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuuak!