lunes, 9 de agosto de 2010

hay días que no digo nada de mis manos
que no hablo del cobre que las ata
que no se escucha el aliento de mi queja
son los días que se llenan de confianza
días que pienso eldoloreslaposibilidaddelacura
que la cura precede a esta mortaja de mis manos
a esta libélula invisible que las ronda
a esta sin razón de paladares que todo saben de mis manos
pero que nada ayudan

6 comentarios:

Anaïs Abreu dijo...

ME GUSTA MUCHO!!!

tajalapiz dijo...

Es como una imprecación y una súplica, un torrente en todo caso, ojalá laspalabrasmenguaraneldolor (que)eslaposibilidaddelacura, ayudaran a menguarlo.
"Sinrazón de paladares"
Un saludo

DELIRIUSTREMENT dijo...

pues bueno, eres muy talentosa, muchas felicidades y en particular el arte me gusta y mas artistas como tu, espero sigas asi vale... buen trabajo...

María Tabares dijo...

¡Bello poema! Mueganita querida. Estou totalmente de acuerdo con DElIRIUSTREMENT.

María Tabares dijo...

¡Bello poema! Mueganita querida. Estoy totalmente de acuerdo con DELIRIUSTREMENT

Diana Reza dijo...

Me encanta!!!

Y en efecto, así sucede!!

Te pienso y extraño mucho mueganita hermosa