lunes, 10 de noviembre de 2008

esta noche vienen a visitarme las hormigas, comen de uno de mis pechos, se trasladan azarosas, comestibles comedoras por algunos resquicios olvidados, se columpian hambrientas entre mis cabellos, duermen ovilladas en el laberinto de mis oídos, chapotean en las comisuras de mis labios, introducen sus patitas en mi ombligo, patinan sexo abajo. Se disfrazan y desdisfrazan, con los vellos como lianas.

7 comentarios:

Sor Juanais dijo...

que bonito!

tajalapiz dijo...

Encontré este escrito de Michaux y pensé en tus hormigas :
"Yo fui todas las cosas, hormigas sobre todo, interminablemente en fila, laboriosas y sin embargo vacilantes. Era un movimiento demente. Me hacía falta toda mi atención. Pronto me di cuenta de que no sólo era hormigas yo sino que yo era su camino".
Un saludo, buena lectura y pronto ? retorno.

Tony dijo...

Un post bonito y curioso.

Un saludo

María Tabares dijo...

Entro a buscarte, y encontrarte así sea sólo en este poquito de hormiga, me alegra.
Entra más, déjame oirte, mueganita.

The Eye dijo...

Habrá hormigas donde haya tortas fritas... desde Argentina, aplausos por tus letras.

*ReTiNaL CiRcUs* dijo...

Ay! Siento un cosquillas en mi ombligo!! lindo lindo

costa sin mar dijo...

está verga este blog!!!! me pasearé seguido
saludos